Skip to main content
Artículos
Alimentación cardiosaludable

COMER POR ANSIEDAD: ENFRÉNTALO CON ESTOS CONSEJOS

COMER POR ANSIEDAD

Has sentido ansiedad por la comida? Hay momentos en la vida en que tenemos más ganas de comer y nuestra mente se llena de imágenes de cosas ricas. Un snack salado, algunas galletitas a media mañana o un chocolate en la noche cuando ya se supone que ibas a dormir.

 

Pero, ¿por qué nos pasa esto? Pareciera que la comida nos da felicidad en algunos momentos, sobre todo, cuando estamos preocupados por algo.  Es una situación que le sucede a muchas personas y, al parecer, es cuando la ansiedad se apodera de nosotros.

 

¡LAS EMOCIONES TIENEN MUCHO QUE VER!

 

Muchas veces la comida se convierte en una manera de obtener una satisfacción inmediata que nos satisface por un momento breve. ¿Ganas de comer un rico pastel? Por supuesto, si lo dulce hace que suban tus endorfinas y se produzca ese pequeño placer que ayuda a cubrir esos problemas emocionales que te quitan felicidad.

 

Diversos estudios científicos revelan la relación que existe entre sentir algún malestar emocional y el riesgo de padecer trastornos alimentarios. La comida se transforma en una verdadera vía de escape pero, ¡cuidado! Dura sólo unos minutos.

Antiestrés

 

CONTROLA TU ANSIEDAD POR LA COMIDA

 

Hay diferentes ideas que pueden ayudarte a controlar la ansiedad por comer.

 

Primero que todo, será bueno que intentes identificar cuál es el origen. Una vez que lo logres, intenta hacer consciente esa realidad que te lleva a comer. Quizás será necesario que te apoyes con un especialista para lograr los cambios.

 

Cuando sientas hambre, detente a analizar si realmente es eso, o quieres comer por ansiedad. Puedes realizar Mindfulness, una práctica que se trata de poner atención plena al momento que estás viviendo. Tiene muchos beneficios para combatir la ansiedad, así lo respalda un estudio de la Universidad de Boston que demostró que esta práctica nos ayuda a estar más en conexión con nuestra mente, cuerpo y emociones.

 

CUIDANDO LA ALIMENTACIÓN

 

Es importante que siempre cuides tu alimentación, pero sobre todo en períodos de ansiedad ya que podrías aumentar de peso.

 

 

 

Escoger alimentos adecuados será clave para disminuir esa sensación. Una de las soluciones, es consumir alimentos que aumenten tu sensación de saciedad, disminuyendo el apetito y, por ende, las ganas de comer.

 

Un estudio de la University of Medical Sciences, mostró que consumir más de 500 ml de productos lácteos disminuyó de manera considerable el hambre, aumentando la sensación de saciedad y, como resultado, redujo el consumo posterior de alimentos. Además, los productos lácteos aportan una gran variedad de nutrientes y beneficios para la salud.

 

Los lácteos son equilibrados y muy completos ya que tienen una gran variedad de elementos nutritivos. Por esto es que se les considera como uno de los alimentos principales y básicos. Aportan energía, proteínas, minerales y vitaminas.  En comparación con otros alimentos, aportan  altos niveles de nutrientes en proporción a su contenido calórico.

 

Por eso, siempre será bueno que lleves contigo un yoghurt NESTLÉ® Griego en tu cartera o bolso, para esos momentos de ansiedad desenfrenada.  

 

 

HACER ACTIVIDAD FÍSICA

 

¡Otra forma de enfrentar la ansiedad es salir a caminar! Esto te despeja la mente, activa tu organismo, tu corazón y, definitivamente, ¡verás las cosas diferentes después de un buen paseo!

Deja tu comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.