Skip to main content
Artículos
boton audio activo
boton audio normal
boton agrandar texto activo
boton agrandar texto normal
boton contraste activo
boton contraste
Ejercicio(3206)

¿CUÁNTO EJERCICIO ES BUENO?

¿CUÁNTO EJERCICIO ES BUENO?

Hubo un tiempo en que nadie se preguntaba cuánto ejercicio hacer, ya que la vida exigía un constante movimiento; caminar horas para obtener agua de un pozo, sembrar y cosechar, lavar ropa en el río, ordeñar vacas, etc. Hoy, la vida moderna con sus máquinas y tecnología nos obliga a poner el ejercicio dentro de la rutina, pero nace la pregunta: ¿cuánto ejercicio semanal es lo recomendable? A veces, no se trata solo de cuánto ejercicio hacer, sino de qué ejercicio y cómo, dependiendo de la situación de cada persona. Además, nuestro bienestar se basa también en una pauta alimenticia saludable, ya que podemos realizar mucho ejercicio, pero si llevamos una dieta poco saludable, no obtendremos resultados positivos. Te invitamos a saber un poco más al respecto.

Comencemos por diferenciar "actividad física" de "ejercicio". El ejercicio es un tipo de actividad física, que está planificada, estructurada, es repetitiva y realizada con un objetivo relativo a la mejora o mantenimiento de la aptitud física. La actividad física abarca también otras actividades, que implican movimiento corporal y se ejecutan como parte de momentos de juego, de trabajo, de formas de transporte activas, de tareas domésticas o actividades recreativas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel mundial, uno de cada cuatro adultos no tiene un nivel suficiente de actividad física y más del 80% de la población adolescente del mundo no tiene un nivel suficiente de actividad física.

Esto quiere decir que es urgente empezar a movernos. La buena noticia es que cada día salen nuevos estudios sobre cuál sería la mejor opción, la que nos reporte mayor bienestar y mejores resultados. Mayormente, se coincide en que no se trata de hacer mucho ejercicio hasta sentirnos completamente exhaustos, sino de encontrar el ejercicio que nos haga sentir bien, ajustando intensidad y duración de acuerdo a los objetivos.

¿Bajar de peso? ¿Tonificar? ¿Mejorar la resistencia? ¿Simplemente moverte para tener salud? Quedémonos con el mayor problema que tenemos actualmente: el sobrepeso y la obesidad.

PARA REVERTIR  SOBREPESO Y OBESIDAD

El sobrepeso se define como un aumento mayor de lo normal, del peso corporal en relación con la estatura. La obesidad, por su parte,  se define como un porcentaje anormalmente elevado de grasa corporal. En ambos casos está indicado el ejercicio regular, para revertir la situación y recuperar la salud.

De hecho, el sedentarismo, definido según la Guía para una Vida Activa del Ministerio Del Deporte, como una condición del estilo de vida de la persona que realiza menos de 30 minutos de ejercicio físico moderado, al menos tres veces por semana, sería una de las causantes del sobrepeso y la obesidad.

Gracias a diversos estudios, hoy se sabe que como mínimo se requieren 150 minutos semanales (o unos 20 minutos diarios) de ejercicio moderado. Hay que considerar que es bastante poco; es decir podemos movernos mientras vemos un episodio de una serie.

¿Sabías que la principal excusa para no hacer ejercicio, que dieron los chilenos en la Encuesta Nacional de Actividad Física y Deportes, es la falta de tiempo? Sin embargo, a la vez declararon dedicar varias horas a actividades como ver TV.

Ahora, para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso específicamente, se pueden usar ejercicios de baja o moderada intensidad, unos 30 minutos por sesión, 3 veces por semana. Si se quiere reducir más la masa grasa y el peso corporal, una  alternativa más eficiente es el ejercicio de alta intensidad intermitente o HIIT (intervalos de alta intensidad).

El HIIT ha demostrado mayores efectos sobre la masa grasa subcutánea y abdominal. Se caracteriza por períodos cortos de ejercicio a alta intensidad,  seguidos de descanso entre cada serie. Sin embargo, el resultado depende también de una alimentación adecuada.

La Organización Mundial de la Salud calcula que en el mundo viven casi 2.000 millones de adultos con sobrepeso u obesidad, una condición que eleva el riesgo de muerte prematura, dificultades respiratorias, enfermedad cardiovascular, diabetes, hipertensión, fracturas y hasta trastornos mentales.

Si eres de esas personas que se preguntan todo el tiempo: ¿por qué me cuesta tanto bajar de peso?, debes tomar en cuenta que además de ciertas enfermedades, que pueden estar afectando la salud, hay que observar el estilo de vida, ya que el estrés, la falta de sueño y una alimentación basada en comida chatarra y alimentos procesados, podrían estar jugando en tu contra.

También, y de acuerdo a la prestigiosa revista Nature, la genética es un factor influyente en el sobrepeso y la obesidad, además de la dieta o el ejercicio.

ALGUNOS MITOS SOBRE EL EJERCICIO

-Si no hago ejercicio cada día, no sirve de nada: por mínima que sea, cualquier actividad física es beneficiosa. Si la actividad es moderada, como caminar, o si es vigorosa como correr, igualmente reporta un beneficio. Algo de movimiento, es siempre mejor que nada de movimiento.

-Si tengo una enfermedad crónica, no puedo hacer ejercicio: a no ser que existan afecciones médicas específicas que lo contraindiquen, todas las personas pueden realizar ejercicio. Incluso quienes teniendo una enfermedad crónica, no han visto afectada su movilidad total.

-No puedo inscribirme en un gimnasio, por ende no puedo hacer ejercicio: como dijimos más arriba, la actividad física es cualquier movimiento del cuerpo, por lo que no hay excusas para no mantenernos activos.

-Si hago ejercicio periódicamente, puedo comer lo que quiera: lo cierto es que lo mejor es tener un plan alimenticio equilibrado, con todos los grupos de alimentos. Sin embargo, si ya tienes un estilo de vida que incluye la actividad física recurrente, no habrá mayores problemas en comer a veces alimentos poco saludables. Siempre que sea con moderación.

Deja tu comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.