Skip to main content
Artículos
boton audio activo
boton audio normal
boton agrandar texto activo
boton agrandar texto normal
boton contraste activo
boton contraste
jengibre

JENGIBRE: UN ALIADO PARA TU SALUD

Jengibre mejor aliado

El jengibre, cuya denominación científica es zingiber officinale, es una planta tropical que pertenece a la familia de las zingiberáceas, donde también se incluyen la cúrcuma y el cardamomo. Su raíz es ampliamente utilizada para fines medicinales por sus múltiples beneficios, tales como su efecto antiinflamatorio y antiespasmódico. Te invitamos a conocer más sobre una de las especies más interesantes y bondadosas del mundo natural.
Este tubérculo, originario de Asia,  es  considerado medicina pura en culturas como la china y la india, donde se usa hace milenios gracias a sus propiedades curativas y preventivas. Se puede utilizar tanto en su forma natural como en polvo, y sus principales compuestos activos son los gingeroles, shogaoles y zingerones. 


Ya que el jengibre tiene tantos  y variados beneficios, destacamos aquí los principales:


1. Es antinflamatorio: los estudios demuestran que su consumo regular disminuye el dolor muscular y también la inflamación de enfermedades reumáticas.

2. Tiene poder antibiótico y antioxidante: gracias a sus compuestos antioxidantes, destructores de radicales libres. Además de sus beneficios en la mejora de nuestro sistema inmune. 

3. Controla náuseas y vómitos: ya que tiene propiedades antieméticas.

4. Mejora la digestión: por su comprobado efecto antiespasmódico, combate el exceso de gases en el intestino y calma la acidez estomacal. 

5. Regula la presión arterial: contribuye a prevenir la formación de coágulos y la hipertensión. 


6. Para la tos: ayuda a aliviar todos los síntomas del resfriado común. También, tiene efecto antibacteriano, aliviando la irritación de las vías respiratorias.


CÓMO CONSUMIR JENGIBRE


Puede ser en su estado natural o en polvo, y lo ideal es usar la receta ayurvédica milenaria que se centra en el agua de jengibre, obtenida de hervir aproximadamente un centímetro cúbico de la raíz, sin permitir que el agua tome un color amarillo, y tomarla durante el día.
Sin embargo se puede usar también mezclado con otros ingredientes, en forma tópica directamente en la piel (no sobre una herida abierta), como aceite o en variadas preparaciones culinarias. Se recomienda también simplemente masticar un pedazo de raíz previamente pelada para obtener efectos inmediatos.
El jengibre puede ser cultivado en casa, crece hasta un metro de alto, sus hojas son alargadas y tiene una flor de una espiga densa. Se cultiva mediante la siembra de tallos de sus propios tubérculos, es decir no se necesitan semillas. 


A pesar de todos los beneficios del jengibre, se recomienda no abusar de él para no sufrir efectos secundarios. Es preferible tener moderación en diferentes casos, por ejemplo en embarazo y lactancia, en personas con afecciones renales, cardiacas, con diabetes y niños menores de 12 años.
En cuanto a la cantidad recomendada, lo ideal es de 3 a 10 gramos diarios.

El jengibre, cuya denominación científica es zingiber officinale, es una planta tropical que pertenece a la familia de las zingiberáceas, donde también se incluyen la cúrcuma y el cardamomo. Su raíz es ampliamente utilizada para fines medicinales por sus múltiples beneficios, tales como su efecto antiinflamatorio y antiespasmódico. Te invitamos a conocer más sobre una de las especies más interesantes y bondadosas del mundo natural.

Este tubérculo, originario de Asia,  es  considerado medicina pura en culturas como la china y la india, donde se usa hace milenios gracias a sus propiedades curativas y preventivas. Se puede utilizar tanto en su forma natural como en polvo, y sus principales compuestos activos son los gingeroles, shogaoles y zingerones.

Ya que el jengibre tiene tantos  y variados beneficios, destacamos aquí los principales:

- Es antinflamatorio: los estudios demuestran que su consumo regular disminuye el dolor muscular y también la inflamación de enfermedades reumáticas.

- Tiene poder antibiótico y antioxidante: gracias a sus compuestos antioxidantes, destructores de radicales libres. Además de sus beneficios en la mejora de nuestro sistema inmune.

- Controla náuseas y vómitos: ya que tiene propiedades antieméticas.

- Mejora la digestión: por su comprobado efecto antiespasmódico, combate el exceso de gases en el intestino y calma la acidez estomacal.

- Regula la presión arterial: contribuye a prevenir la formación de coágulos y la hipertensión.

- Para la tos: ayuda a aliviar todos los síntomas del resfriado común. También, tiene efecto antibacteriano, aliviando la irritación de las vías respiratorias.

 

CÓMO CONSUMIR JENGIBRE

 

Puede ser en su estado natural o en polvo, y lo ideal es usar la receta ayurvédica milenaria que se centra en el agua de jengibre, obtenida de hervir aproximadamente un centímetro cúbico de la raíz, sin permitir que el agua tome un color amarillo, y tomarla durante el día.

Sin embargo se puede usar también mezclado con otros ingredientes, en forma tópica directamente en la piel (no sobre una herida abierta), como aceite o en variadas preparaciones culinarias. Se recomienda también simplemente masticar un pedazo de raíz previamente pelada para obtener efectos inmediatos.

El jengibre puede ser cultivado en casa, crece hasta un metro de alto, sus hojas son alargadas y tiene una flor de una espiga densa. Se cultiva mediante la siembra de tallos de sus propios tubérculos, es decir no se necesitan semillas.

A pesar de todos los beneficios del jengibre, se recomienda no abusar de él para no sufrir efectos secundarios. Es preferible tener moderación en diferentes casos, por ejemplo en embarazo y lactancia, en personas con afecciones renales, cardiacas, con diabetes y niños menores de 12 años.

En cuanto a la cantidad recomendada, lo ideal es de 3 a 10 gramos diarios.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.