Skip to main content
Artículos
boton audio activo
boton audio normal
boton agrandar texto activo
boton agrandar texto normal
boton contraste activo
boton contraste
sobrepeso

LA OBESIDAD EN LA ADOLESCENCIA

LA OBESIDAD EN LA ADOLESCENCIA

Enseñar buenos hábitos alimenticios a nuestros hijos desde muy pequeños e incentivar en ellos la actividad física es una de las mejores inversiones que puedes hacer para su salud.

 

 No poner atención a esto y hacer todo lo contrario, podría llevarlos a desarrollar obesidad o sobrepeso en su adolescencia.  

 

¡NO MÁS PROBLEMAS POR FAVOR!

 

La adolescencia es una etapa de la vida compleja para los jóvenes por todos los cambios que involucra. Es, probablemente, el período cuando más necesitarán de ti y, lo que consoliden, tendrá incidencia sobre el resto de sus vida.  

 

Es el tiempo cuando se definen a sí mismos, descubren lo que quieren ser cuando mayores, configuran sus amistades y sufren sus primeras penas de amor. 

 

Si en medio de esta tormenta de cambios se agregan las dificultades que involucra una enfermedad como la obesidad, un adolescente podría sentirse superado por sus problemas.

 

 

CIFRAS EN AUMENTO

 

En las última décadas, la obesidad en la adolescencia ha aumentado. Según el Mapa Nutricional 2018 elaborado por la JUNAEB, La tasa de obesidad de los niños y jóvenes en edad escolar, en Chile, alcanza el 25,1%, muy por encima del promedio de los países miembros de la OCDE con un 19,5%.

 

Según cifras de la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, el 12,2% de los adolescentes entre 15 y 19 años sufre obesidad y el 27,6% sobrepeso.

 

Se trata de un escenario preocupante ya que muchos estudios demuestran que aquellas personas que en su infancia o adolescencia fueron obesos, lo serán probablemente a lo largo de toda su vida.

 

El desarrollo  temprano de diferentes patologías asociadas a la obesidad coincide con esto y, por lo mismo, la adolescencia será la etapa ideal para realizar cambios nutricionales y de estilo de vida significativos que permitan mejorar la calidad de vida.

 

 

IMPACTO EN LA SALUD DE LOS ADOLESCENTES

 

La obesidad es una enfermedad silenciosa que va afectando al organismo a lo largo de la vida y lo predispone a trastornos graves como accidentes cerebrovasculares, artritis degenerativa, enfermedades cardíacas y varios tipos de cáncer.

 

En el corto plazo, otros problemas de salud pueden presentarse en la vida de los jóvenes obesos. Entre ellos, infecciones a la piel por hongos en pliegues; dolor de espalda, rodillas, caderas o muslo; fractura de tobillos; hipertensión; cálculos biliares; pancreatitis; hiperinsulinismo, diabetes, resistencia la insulina; seudoginecomastia donde demasiado tejido graso da la apariencia de senos en los niños; apnea obstructiva, entre otros.

 

Por otra parte, el daño emocional que produce la obesidad o sobrepeso durante esta etapa de la vida  puede ser algo que lo marque y que afecte aspectos de su vida futura.

 

En una sociedad como la nuestra, donde la imagen se ha convertido en algo muy importante y donde se da culto a la delgadez, el estigma social relacionado con los kilos de más, es real y, para muchos jóvenes, es dificil abtraerse de ello.

 

Estudios muestran que desde los 5 años, los niños empiezan a ver a las personas con sobrepeso como menos deseables. El prejuicio social es grande y las burlas están muy presentes en la adolescencia, dejando marcas importantes y afectando la autoestima.

 

Parte del desarrollo normal durante esta etapa es poder sentirse a gusto con su cuerpo e identidad, por lo tanto, tú como padre o madre, debes estar consciente de esto y enseñarles hábitos de vida saludable desde chiquititos.
 

 

CONVERSA Y ORIENTALOS

 

Conversar con tus hijos siempre será una excelente oportunidad para transmitirles  hábitos saludables.  Por ejemplo, enséñales a preparar comidas y colaciones sanas.

 

Cuando estén fuera de la casa, anímalos a elegir comidas saludables y no olvides motivarlos para que hagan alguna actividad física.

 

Limita el tiempo que pasan frente a las pantallas e intenta que no coman delante de ellas.

 

Cuando almuercen o cenen en casa, ofréceles varias opciones de alimentos saludables e intenta que siempre  coman en familia ya que es un excelente tiempo para compartir.

 

Promueve un buen desayuno todos los días y que consuman 5 raciones de frutas y verduras al día. 

 

Limita las bebidas azucaradas y evita la comida chatarra.

                                                                                                                         

Háblales sobre lo importante que es alimentarse bien y estar activo. El ejemplo habla más que mil palabras así que no olvides tú también, hacer ejercicio, comer sano y mantener hábitos saludables ya  que después ellos te imitarán.

Deja tu comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.