Skip to main content
Artículos
Alimentación

¿Tu hijo come a escondidas? Ayúdalo a controlar su ansiedad

controlar ansiedad

La obesidad infantil es uno de los tipos de obesidad que más preocupa a padres y madres. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) " Los niños obesos y con sobrepeso tienden a seguir siendo obesos en la edad adulta" (http://www.who.int/dietphysicalactivity/childhood/es/).  Por ello es importante estar alerta e identificar ciertas señales que nos indican que nuestros hijos tienen una relación poco saludable con la comida.


LA ANSIEDAD POR LA COMIDA
Si es habitual que encuentras papeles de golosinas ocultos entre las cosas de tu hijo, si ciertos alimentos desaparecen por arte de magia de tu despensa o refrigerador, o el primero de la familia en terminar de comer es él, mantente alerta, tu hijo podría estar comiendo por ansiedad.

Otras señales de alerta son:

  • Tiende a comer entre horas.
  • Es común que diga que tiene hambre, aunque haya comido hace poco.
  • Come muy rápido y cuando termina, te pide una segunda ración.
  • Abre el refrigerador muy a menudo.

Tal como los adultos, los niños pueden volcar su ansiedad comiendo en exceso, algo que a la larga traerá consecuencias en su salud. Para que esto no suceda, hay ciertos tips, que no reemplazan la asistencia de un especialista, que queremos compartir contigo para cuidar su bienestar y nutrición.

 

Frutas y verduras entre comidas. Cuando un niño tiene mucha hambre, le será complejo no querer devorar rápidamente los alimentos que tenga a su alcance y casi imposible resistirse ante cualquier tentación alimenticia que se cruce por su camino. Mantener a su disposición frutas y verduras picadas para que consuma modo de snack puede contribuir a que no consuma un exceso de calorías o alimentos pensados sólo para consumo ocasional en forma cotidiana. Recuerda que su alimentación es parte fundamental de su salud.

frutas

 

Vayan juntos a comprar verduras. Hacerlos parte de la selección de verduras es una buena estrategia. Un estudio de la Universidad de Granada indica que cuando los pequeños pueden elegir los vegetales que llevarás a casa, consumen "hasta un 80% más de estos alimentos".

compras

 

En las comidas principales ofrece primero las ensaladas y luego el plato de fondo. Así podrás asegurarte de que consuma verduras y, probablemente, tendrá menos apetito, favoreciendo un consumo de las porciones adecuadas de otro tipo de alimentos.

ensaladas

 

A tomar agua. Debemos promover que los niños tomen entre 6 y 8 vasos de agua al día. Distribuye esa cantidad de líquido en distintas raciones, porque además de mantenerlo bien hidratado durante todo el día, lo ayudará a sentirse más satisfecho, evitando que coma en exceso. Pon una botella de agua Nestlé® Pure Life® en la mochila de tu hijo para que esté siempre bien hidratado.

agua

 

Comparte al aire libre. Andar en bicicleta juntos, caminar hasta la plaza, o incluso pedirle ayuda con actividades como recoger hojas de tu patio, pueden ayudar a los niños a concentrarse en otra cosa que no sea comer y evitar el sedentarismo.

deporte

 

La obesidad infantil, es una enfermedad crónica que puede acompañar al niño por muchos años, y en casos más graves, a lo largo de toda su vida. La buena noticia es que crear buenos hábitos alimenticios en los niños es posible y solo se requieren pequeños cambios para lograrlo ¡acepta el desafío!

 

 

 

Deja tu comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.