Skip to main content
Artículos
boton audio activo
boton audio normal
boton agrandar texto activo
boton agrandar texto normal
boton contraste activo
boton contraste

APRENDE A CONTROLAR EL USO DE SAL EN LA ALIMENTACIÓN INFANTIL.

Control de sal en los niños

Múltiples son los problemas de salud asociados al consumo de sal en exceso. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene directa relación con la hipertensión arterial y el aumento del riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares. Lo anterior también está relacionado con un déficit en la absorción de potasio.

 

La sal y el sodio ¿son lo mismo?

 

Pese a que las palabras “sal” y “sodio” se suelen usar indistintamente, estas no significan lo mismo. La sal (cuyo nombre químico es cloruro de sodio) es un compuesto de estructura cristalina que abunda en la naturaleza. El sodio es un mineral, y uno de los elementos químicos que componen la sal. Cada gramo de sal aporta un 40% de sodio y un 60% de cloro.­

Los expertos coinciden en que 75 % de la sal consumida por las personas proviene de los alimentos preparados, 15 % de los alimentos que cocinamos y el 10 % restante se encuentra de manera natural en ciertos productos de diferentes orígenes.


LA SAL EN LOS NIÑOS

 

El consumo de sal es un tema al que debemos prestar atención desde la primera etapa de la vida. Los bebés en período de lactancia materna y fórmula, tienen requerimientos muy bajos de sodio y lo reciben a través de la leche; en el caso de la leche materna, esta aporta 160 mg de sodio por litro.

 

6 MESES: UNA ETAPA DECISIVA

A partir del sexto mes, cuando se inicia la alimentación sólida, es recomendable no añadir sal a las comidas, puesto que algunos alimentos ya contienen sodio y debemos desde pequeños educarlos para comer con muy poca sal.

 

Se ha demostrado que el sabor “salado” es adquirido, es decir, no es necesario pero nuestro paladar se acostumbra a él y a medida que más alimentos salados consumimos, aumenta el gusto por la sal. Si acostumbras a tus hijos a consumir poca sal, su paladar no notará la falta de ella.


Las nuevas Guías Dietéticas de los Estados Unidos (2015-2020), la Asociación Americana del Corazón y la Academia Americana de Pediatría, coinciden en que la recomendación diaria máxima de ingesta de sodio en niños sanos es la siguiente:­
 

* Niños de 1 a 3 años   menos de 1.500 mg­

* Niños de 4 a 8 años   menos de 1.900 mg­

* Niños de 9 a 13 años  menos de 2.200 mg­

* Niños de 14 a 18 años menos de 2.300 mg­

 

¿CÓMO CONTROLAR LA SAL EN LA ALIMENTACIÓN DE TUS HIJOS?

 

Te dejamos algunos tips que puedes poner en práctica cuando cocines tus alimentos.

 

  • Para comenzar, disminuye la cantidad de sal a la hora de preparar las comidas de los niños.
  • Cocina al vapor siempre que puedas. Al no sumergir los alimentos en agua, la sal de éstos no se diluye en el líquido, conservando su sabor y su contenido en sodio.
     
  • Prueba con diferentes condimentos, hierbas y verduras al cocinar en casa en vez de usar tanta sal.

 

  • Evita usar salero en la mesa.

 

  • Evitar darles alimentos salados a tus niños, o aquellos que en su preparación requieran una cantidad elevada de sal.

 

  • Privilegia el consumo de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, disminuyendo por su parte los alimentos o snack con altos contenidos de sodio, para ello debemos informarnos en las tablas nutricionales de los productos que consumimos frecuentemente mirando siempre la porción.

     

 

 

 

 

 

Deja tu comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.