Skip to main content
Artículos
boton audio activo
boton audio normal
boton agrandar texto activo
boton agrandar texto normal
boton contraste activo
boton contraste
Hábitos alimentarios

COMER BIEN: CAMBIAR HÁBITOS ALIMENTICIOS EN LA FAMILIA

COMER BIEN: CAMBIAR HÁBITOS ALIMENTICIOS EN LA FAMILIA

¿Sabías que los hábitos alimenticios que tienes son de mucha influencia sobre tus niños? El viejo refrán “predica con el ejemplo” se aplica también en la labor de los padres de traspasar a sus hijos hábitos de vida saludable.

Definitivamente, comer bien en casa y hacer cambios con miras a cuidar la salud de toda la familia es tarea de todos en el hogar. Por eso, aquí te damos algunas ideas que pueden orientarte en esta importante tarea.

 

EL AMBIENTE FAMILIAR ALIMENTARIO

Diversas fuentes señalan al ambiente familiar alimentario como un factor que modula la conducta y los hábitos alimentarios de los niños.

Un estudio publicado por la Revista Internacional de Nutrición Conductual y Actividad Física BMC, sugiere que la familia se destaca como una de las más importantes influencias y da forma al comportamiento alimentario de los niños.

 

Este estudio también recalca, que, durante la última década, una cantidad creciente de investigaciones han ido demostrando que existen algunos aspectos del entorno alimentario de la familia, que tienen grandes efectos modificadores en los comportamientos alimenticios de los niños.

 

Como puedes ver, nunca es tarde para empezar a hacer cambios en tu familia y ya sabes que tu influencia es principal.  

 

¿QUÉ RECOMIENDAN LOS EXPERTOS?

La organización Mundial de la Salud entrega algunos consejos prácticos para mantener una alimentación saludable y así ayudar a prevenir Enfermedades Crónicas No Transmisibles como la obesidad, hipertensión, diabetes y problemas cardiovasculares.

 

Frutas y verduras

Comer por lo menos cinco porciones de frutas y verduras al día, lo que equivale a 400g en total. Para esto, es recomendable incluirlas en todas las preparaciones, desde las más tradicionales hasta las destinadas a ser consumidas durante un break en tu rutina. Puedes incluirlas en sándwiches, wraps o incluso solas, en forma de bastones o cubitos.
Otra recomendación es preferir las de temporada, e incluir diferentes colores todos los días.

 

Grasas

Recomienda disminuir el consumo de grasas totales a menos del 30% de la ingesta calórica diaria. Reducir las grasas saturadas a menos del 10% diario y las grasas trans a menos del 1% diario. Sustituirlas por grasas saludables como, por ejemplo, las presentes en el aceite de oliva, la palta, los frutos secos, el salmón u otros pescados.

 

Sal, sodio y potasio

Disminuir el consumo de sodio y aumentar el consumo de potasio -presente en gran variedad de frutas y verduras-, ya que demasiado sodio y poco potasio contribuyen a aumentar la presión arterial media.

La ingesta de sodio debe ser menor a 2000mg diarios, lo que equivale a 5 gramos de sal de mesa. Para el potasio, la recomendación es consumir al menos 3500mg de potasio diariamente.

De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, el 98.4% de la población en Chile consume más sal de la recomendada, revelando una mediana de consumo de sal de 9.4g al día.

 

Algunos consejos prácticos para disminuir tu consumo de sal son evitar poner el salero en la mesa, probar los alimentos o preparaciones antes de agregarles sal y preferir alimentos con menor contenido de sodio.

 

Azúcares

La ingesta de azúcares libres tanto para niños como para adultos debiera ser de menos del 10% de la ingesta calórica diaria. Se puede lograr limitando el consumo de bebidas y alimentos con alto contenido de azúcares como, por ejemplo, dulces, jugos, bebidas gaseosas azucaradas, queques y mermeladas.

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet

 

OTRAS RECOMENDACIONES

 

¿que recomiendan los expertos?A la hora de preparar el almuerzo o la cena, es importante que manejes bien los tamaños de las porciones recomendadas. Esto incluye las verduras, los alimentos con mayor aporte de proteínas, como pescado, aves, huevo o legumbres; y cereales o tubérculos, con aporte mayoritario de hidratos de carbono. 

 

Los especialistas recomiendan que el 50% del plato sea de verduras y hortalizas, el 25% de proteínas y el 25% de carbohidratos.

https://www.nutriplatonestle.es/proyecto/observatorio.html

 

 

 Cuando se trate de alimentos envasados, recuerda siempre revisar la información disponible en el envase como una ayuda para consumir los productos en porciones adecuadas en el contexto de una alimentación saludable.

 

¡Ya lo sabes! No hay excusas para no hacer cambios importantes en los hábitos alimenticios de tu familia. Tu influencia hará que tus hijos aprendan a escoger mejor sus alimentos y adopten hábitos que contribuyan a mantener una buena salud y calidad de vida.

Deja tu comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.