Skip to main content
Artículos
boton audio activo
boton audio normal
boton agrandar texto activo
boton agrandar texto normal
boton contraste activo
boton contraste
Hábitos alimentarios

¿QUÉ SON LOS TRASTORNOS ALIMENTARIOS?

¿QUÉ SON LOS TRASTORNOS ALIMENTARIOS?

En Chile, cerca de 1 millón de personas se enfrentan a algún tipo de desorden alimentario en el transcurso de su vida.  Se trata de rastornos graves que afectan no sólo a quiénes los padecen sino a todo su entorno familiar. Pero, ¿de qué se trata?

 

 

TRASTORNO DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA

 

Este tipo de trastornos en la forma de alimentarse afectan gravemente, no sólo la salud física sino, también, el aspecto emocional y, junto con ello, la capacidad para desenvolverse en diferentes áreas de la vida. Los más comunes son la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón.

Principalmente, se caracterizan porque las personas que los padecen, tienden a poner una atención excesiva en la comida, el aspecto físico y el peso, generando conductas peligrosa en su relación con los alimentos. Esto afecta directamente en la nutrición adecuada y pueden causar daños severos al aparato digestivo, corazón, huesos, dientes y también podría derivar en otros padecimientos.

Los más afectados son los adolescentes y los adultos jóvenes. Si se sigue un tratamiento terapeutico, se pueden generar nuevos hábitos alimenticios saludables.

ANOREXIA

Esta enfermedad psicológica relacionada con la alimentación conocida como anorexia nerviosa puede llegar a ser muy grave para la salud ya que, quienes lo padecen, pierden muchos kilos quedando con un peso corporal bajo anormal. Tienen una percepción distorcionada de su figura y hacen todo lo que esté en sus manos por sentirse o verse más delgados.

Una persona con anorexia está permanentemente limitando el consumo de calorías, dejando de lado los hábitos alimenticios saludables o, utiliza otras formas para perder peso como, por ejemplo, hacer demasiado ejercicio, vomitar despues de comer o tomar laxantes.  Es tanta la obsesión que pueden llegar al punto en que podría ser fatal.

BULIMIA

La bulimia nerviosa es otro trastorno muy contrario a los hábitos alimenticios saludables y tiene consecuencias tan graves como la anorexia.  Se caracteriza por episodios de atracones de comida y purgas donde se siente pérdida de control. 

Las personas que lo sufren restringen también la comida durante el día y esto genera más eventos de atracones donde consumen grandes cantidades de alimentos en muy poco tiempo.

La vergüenza, la culpa y el terror a subir de peso los lleva, posteriormente, a eliminar las calorías de maneras que no son saludables, tales como ocasionarse vómitos, ejercicios excesivos y consumo de laxantes.

TRASTORNO POR ATRACÓN

Este trastorno se caracteriza por comer en exceso con la sensación de pérdida de control sobre lo que se ingiere, así como la bulimia. Se come con mucha rapidez y más de lo que se tenía pensado. Muchas veces, aunque ya se sienta muy sobrepasado seguirá comiendo.

El enojo, la culpa y la vergüenza también son consecuencias de estos atracones pero, en este caso, no se intenta eliminar las calorías con ejercicio o purga, por lo que las personas pueden ser de peso normal, sobrepeso u obesos. Generalmente, se considera trastornos por atracón, si éstos se vuelven recurrentes.

BUSCAR AYUDA

Los trastornos alimentarios son muy difíciles de superar sin ayuda profesional y de la familia. Llegan a tomar el control de las personas que los padecen. Por esto, si crees que sufres alguno de éstos, será importante  que te acerques a un lugar especializado en el tema o a un profesional de la salud.

De igual forma, si crees que algún familiar o amigo está en estas condiciones, apóyalo y conversa con él, explícale la importancia de buscar ayuda profesional. Quizás no esté listo para aceptar que tiene problemas con la comida, pero de todos modos exprésale tu preocupación.

Pon atención en su manera de relacionarse con la comida y en cualquier comentario que pueda darte luces de que no tiene hábitos alimenticios saludables.

                                                                                                  

Aquí te compartimos algunas señales de alerta:

-No desayuna, almuerza o cena y siempre tiene buenas excusas para no comer.

-Está obsesionado con la alimentación saludable y lleva una alimentación vegetariana demasiado restrictiva.

-No come lo mismo que todos en la casa, se prepara cosas diferentes.

-Empieza a evitar las actividades sociales habituales.

-Siempre se está quejando por estar con sobrepeso y sólo habla de cómo bajar.

-Pasa mucho tiempo mirándose al espejo y buscando defectos.

-Come seguido grandes cantidades de alimentos altos en grasas y azúcar.

-Toma laxantes o productos para bajar de peso.

-Hace demasiado ejercicio.

-Tiene callos en los nudillos de las manos por provocarse vómitos.

-Va al baño durante las comidas.                  

-Se muestra deprimido, enojado o con culpa y come a escondidas.

 

PREVENIR

No existe una receta para prevenir este tipo de trastornos pero si hay estrategias que puedes usar con tus hijos para ayudarlos a tener hábitos alimenticios saludables.

Evita hacer dieta delante de ellos ya que puede influir en la relación que tengan con los alimentos. Fomenta el comer juntos, ya que es una oportunidad para enseñarles sobre la importancia de tener una alimentación balanceada.

Habla con ellos para saber la percepción que tienen de sí mismos y así puedas identificar alguna posibilidad de algún trastorno. Diles siempre que los amas y cultiva en ellos una auto-imagen corporal saludable.

Deja tu comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.