Skip to main content
Artículos
boton audio activo
boton audio normal
boton agrandar texto activo
boton agrandar texto normal
boton contraste activo
boton contraste
vitamina d

VITAMINA D: LA VITAMINA DEL SOL

44_vitamina-D-la-vitamina-del-sol

La vitamina D es fundamental para tener huesos firmes ya que ayuda a tu organismo a absorber el calcio. Se trata de un nutriente que puedes encontrar en algunos alimentos, pero no muchos la contienen de manera natural. Por esto, hoy existen diversos productos fortificados, es decir, a los que se les agrega esta vitamina.

 

Se le denomina, también, la vitamina del sol ya que se adquiere a través de la luz solar.

Aquí te contamos un poco más sobre su importancia para tu salud.

 

 

¿QUÉ ES LA VITAMINA D?

 

Se trata de un nutriente muy necesario para mantener nuestra salud, ya que está presente en todas las células de nuestro cuerpo. Es importante en los niños para la formación y crecimiento de sus huesos pero también de sus músculos.    

 

Los nervios, por ejemplo, necesitan este nutriente para comunicar al cerebro con las diferentes partes del cuerpo. Además, el sistema inmune la utiliza para combatir bacterias y virus.

 

Quienes  consumen poca vitamina D se enfrentan al riesgo de tener huesos frágiles y delgados y, en el caso de déficit de esta vitamina, podría provocar osteoporosis y trastornos del crecimiento en los niños, si es sostenido en el tiempo.

 

 

LA LUZ SOLAR Y LA PIEL

 

Al exponerte de manera directa al sol, tu piel produce vitamina D. Por lo general, la mayoría cumplimos con parte de las necesidades de este nutriente gracias a ello.

 

 Si te expones a la luz solar desde interiores, por ejemplo, a través de ventanas, tu piel no producirá vitamina D. La sombra o los días nublados también disminuyen la cantidad producida.

 

Si bien, es importante la exposición solar hay que tener cuidado y ser prudente a la hora de tomar sol, entre 20 y 25 minutos como máximo, ya que, tiene riesgos de cáncer a la piel.  Además, debes usar protección solar 30 SPF como mínimo y debe ser en horarios de menor irradiación solar, evitando exponerse entre las 11:00 y las 16:00 horas, según recomendaciones de la Sociedad Chilena de Dermatología.

 

Si cubres tu cuerpo con filtro solar de alta protección o con ropa, será importante que puedas intencionar el consumo de alimentos ricos en vitamina D o fortificados. La ingesta recomendada esta definida a partir del supuesto de una escasa exposición al sol.

 

¿CUÁNTA VITAMINA D NECESITA MI ORGANISMO?

 

Esto va a depender principalmente de tu edad.  El Comité de Nutrición y de Alimentos de los Estados Unidos, recomienda las siguientes cantidades promedio, expresadas en Unidades Internacionales (IU):

Edades  Cantidad recomendada
Bebés hasta los 12 meses 400 UI
Niños de 1 a 13 años 600 UI
Adolescentes de 14 a 18 años 600 UI
Adultos de 19 a 70 años 600 UI
Adultos mayores de 71 años 800 UI
Mujeres embarazadas y en período de lactancia 600 UI

ALIMENTOS FUENTE DE VITAMINA D

 

Como decíamos en un comienzo, son pocos los alimentos que contienen esta vitamina de manera natural.  Por esto, los productos fortificados son los que aportan la mayor cantidad de ella.

 

Principalmente los pescados grasos tales como el atún y salmón son fuente de vitamina D. El queso, el hígado de vacuno, la yema del huevo y los champiñones aportan cantidades menores.

 

Algunos alimentos fortificados como las leches SVELTY® o NIDO® de NESTLÉ® son un buen aporte de este nutriente, al igual que algunos cereales para el desayuno.

 

Siempre será bueno que consultes el etiquetado nutricional para informarte y estar atento a los mensajes saludables en los envases de los productos que consumas.

Deja tu comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.