Skip to main content
Artículos
boton audio activo
boton audio normal
boton agrandar texto activo
boton agrandar texto normal
boton contraste activo
boton contraste
Relajo

PAUSA ACTIVA: ¡UN RELAJO NECESARIO!

PAUSA ACTIVA: ¡UN RELAJO NECESARIO!

Conocemos como pausa activa a periodos cortos de actividad física que hacen un quiebre en la jornada laboral y te permiten recobrar energía para continuar con tus labores. Encontrar un espacio para  recuperar la concentración es fundamental para llegar bien al fin de la jornada.

 

Pero no solo se trata de recuperar energía, la inactividad prolongada produce resistencia a la insulina, y afecta en el aumento del colesterol y los triglicéridos.

 

Hay estudios que indican que a partir de los 24 minutos de estar sentados se “apaga” el gen encargado de protegernos de la inflamación y por tanto aumenta el riesgo de sufrir enfermedades crónicas. Por eso es necesario aumentar la actividad física a lo largo de toda la jornada.

 

¿Cómo se hace esto? Realizando pausas frecuentes en el trabajo. Cada media hora puedes tomarte unos minutos para caminar o hacer un ejercicio ligero, como subir escaleras. Pausas más largas, de unos cuatro o cinco minutos cada hora, también pueden funcionar.

 

¿CÓMO HACER UNA PAUSA PAUSA ACTIVA?

Aparta unos minutos de tu día para darte un tiempo para romper con la rutina y darle más espacio a tu bienestar, haz la prueba y verás como esto te ayudará incluso a mejorar tu productividad en el trabajo.

 

REALIZA ESTIRAMIENTOS: Gira la cabeza hacia la derecha, luego a la izquierda, hacia atrás y adelante. Procura mantener cada movimiento durante cinco segundos y repite esta secuencia tres veces.

 

DESCANSA LA VISTA: Probablemente pasas horas sentado frente a la pantalla de un computador y esto afecta tus ojos. Dirige tu vista de arriba hacia abajo y luego de un lado a otro cuando sientas que el cansancio ya afecta tu visión.

 

RESPIRA Y RELÁJATE: Tómate un tiempo para pensar en otras cosas, tómate un té, café o agua, ideal si puedes hacerlo fuera de tu puesto de trabajo y aprovechar de tomar aire. Al volver organiza tus próximas tareas para tener menos pendientes que te quiten la concentración.

 

ESTIRA LOS MÚSCULOS: La clave para una pausa activa es relajar los músculos, cambiar de posición y así volver con la mejor actitud a tu puesto de trabajo. Encoge los hombros, sosteniendo la postura por cinco segundos, relaja y luego repite tres veces.

 

¡No olvides que para tener una vida saludable es necesario tener espacios para relajarte!

Deja tu comentario

Restricted HTML

  • Allowed HTML tags: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.